Las aguas residuales pueden provenir de actividades industriales o agrícolas y del uso doméstico. El tratamiento según el tipo de contaminación pueden incluir precipitación, neutralización, oxidación química y biológica, reducción, filtración, ósmosis, etc.  En el caso de agua urbana, los tratamientos suelen incluir la siguiente secuencia: Tratamiento primario y secundario y de ser necesario el terciario. Se aprecia en la foto la aireación dentro del tanque biológico empleado en nuestra plantas modulares de acero esttructural para la degradación biológica de las aguas negras.