Filtros de purificación de agua comunes en casas y  edificios usados para filtrar contaminantes tales como el cloro, disolventes orgánicos, herbicidas, pesticidas y radón del agua. Se evita que las partículas granuladas u olores desagradables y sabores queden en el agua.