El filtrón retiene los sedimentos y turbidez del agua, además de ello elimina los microorganismos patógenos con la planta coloidal que forma parte del filtro. Permite ahorrar energía ya que vasta agregar el agua y caer por gravedad, es decir, caer por su propio peso. Se obtiene aproximadamente 4 litros de agua al llenar completamente el jarrón.